Ruta de 9 días en coche por la BRETAÑA FRANCESA

Belle-Ile-en-Mer, Francia

Una ruta por la Bretaña Francesa es una de las mejores rutas en coche por Francia. Nos encantó en todos los sentidos! En esta región encontrarás unos paisajes preciosos, pueblos de cuento, castillos y una gastronomía excelente! Qué más se puede pedir? En este artículo encontrarás toda la información que necesitas para organizar una ruta por la Bretaña Francesa.

    Índice de contenidos:
    ✔ Itinerario de 9 días por la Bretaña Francesa
    ✔ Cómo llegar a la Bretaña Francesa
    ✔ Cuándo ir a la Bretaña Francesa
    ✔ Visita al Mont Saint-Michel
    ✔ Gastronomía en la Bretaña Francesa

NECESITAS UN SEGURO DE VIAJE PARA EUROPA Y QUE CUBRA CORONAVIRUS?

5% de descuento en seguros de viaje Mondo → 1 semana desde 13€!

Si tienes dudas lee este post



ITINERARIO DE 9 DÍAS POR LA BRETAÑA FRANCESA


En este mapa puedes ver la ruta por la Bretaña Francesa que nosotros hicimos de forma detallada. Hemos modificado un poco el orden de las visitas ya que nosotros llegamos a la Bretaña después de hacer una ruta por el Valle del Loira. Si solo vas a visitar la Bretaña Francesa, este es el itinerario que te proponemos, te lo detallamos día a día después del mapa!

NECESITAS UN COCHE DE ALQUILER EN FRANCIA?

Encuéntralo aquí al mejor precio





Día 1: Llegada a Nantes - Auray - Vannes


Partiendo de la base de que vas a llegar a la Bretaña a través de Nantes, te recomendamos que nada más llegar te dirijas hacia el pequeño pero bonito pueblo de Auray. Tras su visita puedes ir hacia Vannes, uno de los lugares imprescindibles que ver en la Bretaña Francesa. Se trata de una pequeña ciudad con un centro muy bonito caracterizado por su muralla con 6 puertas y sus casas con entramado de madera. Te proponemos hacer noche en el hotel The Originals City, Hotel Manche Ocean de Vannes.

Ruta Bretaña Francesa
Auray, Francia

Ruta en coche por Bretaña Francesa
Vannes, Francia


Día 2: Complejo megalítico de Carnac - Belle-Ile-en-Mer


Para este segundo día de ruta por la Bretaña Francesa te proponemos un plan original y que no todo el mundo hace en esta zona. Se trata de visitar la pequeña Belle-Ile-en-Mer, una isla con mucho encanto que ofrece unos paisajes muy bonitos. Para ello te debes dirigir al puerto de Quiberon, desde donde parten los ferries a la isla, y una vez allí alquilar un coche.

Ya sea antes o después puedes aprovechar para parar en el complejo megalítico de Carnac, el monumento prehistórico más extenso del mundo! Este día, como se te habrá hecho algo tarde, te recomendamos que duermas por el camino, por ejemplo en el Hotel Victor Hugo ubicado en Lorient.

Belle-Ile-en-Mer, Francia
Belle-Ile-en-Mer, Francia


Día 3: Pont Aven - Concarneau - Quimper


Comienza el día dirigiéndote a Pont Aven, un pequeño pueblo situado en la desembocadura del río Aven y que es conocido por sus casas de granito y las galerías de arte. Muy cerca está Concarneau, un lugar que ver en la Bretaña Francesa en el que destaca la Ville Close con sus murallas.

Y ya para terminar el día no puedes perderte Quimper, una pequeña ciudad con un centro monísimo atravesado por el río Odet y que cuenta con una catedral gótica impresionante. Te recomendamos dormir en Quimper, concretamente en el Terres de France Apart'Hotel

Concarneau, Francia
Concarneau, Francia


Día 4: Locronan - Costa de Granito Rosa


Hoy toca madrugar ya que hay muchos kilómetros por delante! Desde Quimper la primera parada del día es Locronan, uno de los pueblos más bonitos de la Bretaña Francesa. Un lugar que parece que ha quedado anclado en el tiempo y en el que destacan sus casas de granito de estilo renacentista.

A partir de aquí son prácticamente 2 horas de coche las que hay hasta el siguiente destino: la Costa de Granito Rosa. Esta ruta es una de las cosas que hacer en la Bretaña Francesa más bonitas! Una ruta que recorre esta parte de la costa bretona caracterizada por sus bonitos paisajes que alternan playas, bahías y formaciones rocosas de color rosado. Esta ruta te va a llevar todo lo que queda de día, así que lo mejor es dormir en un lugar cercano como Lannion, por ejemplo en el Ibis Lannion.

Costa de Granito Rosa, Bretaña Francesa
Costa de Granito Rosa, Bretaña Francesa


Día 5: Cabo Fréhel - Dinard - Saint Malo


Otro lugar de la costa imperdible en esta ruta por la Bretaña Francesa es el Cabo Fréhel. Aquí encontrarás un paisaje salvaje precioso que alterna acantilados con vistas al mar, un faro, centenares de aves marinas y un sinfín de colores (en algunas épocas del año) debido a las diferentes especies de flores que crecen.

Por su cercanía puedes continuar hacia Dinard, aunque a nosotros realmente es de los lugares que menos nos gustaron durante nuestro itinerario. Las casetas de rayas azules y blancas en la playa es quizás uno de los puntos que más llaman la atención en este pueblo.

Y ya para terminar el día puedes dirigirte hacia Saint Malo, una ciudad con aire muy distinto a lo visto hasta el momento. Es conocida como la ciudad corsaria de Francia por su conexión con el mar y cuenta con un centro histórico amurallado. Aunque puedes quedarte a dormir en Saint Malo, te recomendamos que lo hagas en Dinan, concretamente en el Hotel du Chateau Dinan.

Cabo de Frehél, Bretaña Francesa
Cabo Fréhel, Francia

Saint Malo, Francia
Saint Malo, Bretaña Francesa


Día 6: Dinan - Mont Saint-Michel


Hoy es uno de los platos fuertes de este viaje por la Bretaña Francesa así que madruga todo lo que puedas! Comienza visitando Dinan, uno de los pueblos más bonitos de la Bretaña Francesa. Pasear por el conjunto de casas rodeadas de una muralla en perfecto estado de conservación es una maravilla!  

Y sin perder ni un segundo dirígete al Mont Saint-Michel, uno de los lugares más famosos de toda Francia. Aunque realmente pertenece a la Normandía, queda tan cerca de la Bretaña que sería delito no visitarlo durante este viaje. El Mont Saint-Michel es un lugar muy especial e increíblemente bonito! Te recomendamos que duermas aquí y para ello no te pierdas el siguiente artículo:

Dinan, Francia
Dinan, Bretaña Francesa

Mont Saint-Michel, Francia
Mont Saint-Michel, Francia


Día 7: Fougères - Vitré - Rennes


Te recomendamos comenzar el día por el pueblo de Fougères, situado a tan solo 50 km del Mont Saint-Michel. Fougères es otro de los lugares imprescindibles que ver en la Bretaña Francesa ya que cuenta con uno de los castillos más bonitos de la región, tanto por sus murallas como por su ubicación junto al río Nançon. Además, tiene un bonito centro histórico.

Desde aquí pon rumbo a Vitré, otro de los pueblos imprescindibles que ver en la Bretaña Francesa. El conjunto de casas típicas bretonas y el castillo lo hacen una parada interesante.

Y ya para terminar el día dirígete hacia Rennes, la capital de la Bretaña Francesa y también la capital gastronómica de toda la región! Rennes cuenta con un casco antiguo bastante bonito con casas típicas bretonas, plazas con encanto y una catedral neoclásica de grandes dimensiones. Sin duda la mejor opción es dormir en Rennes, concretamente en el Hotel Anne De Bretagne.

Fougères, Bretaña Francesa
Fougères, Francia


Itinerario Bretaña Francesa
Rennes, Bretaña Francesa


Día 8: Rennes - Josselin - Rochefort-en-Terre


Es posible que el día anterior no te haya dado tiempo de visitar todo lo que Rennes ofrece, así que puedes aprovechar un ratito de este día para acabar de ver la ciudad. Después una buena opción es ir hacia Josselin, un pequeño pueblo ubicado a orillas del río Ous y que está compuesto por casas de piedra y entramado de madera. Además cuenta con un bonito castillo.

A 50 km de Josselin se encuentra otro de los pueblos mas bonitos de la Bretaña Francesa, Rochefort-en-Terre. Aquí principalmente las casas son de granito y están preciosamente decoradas con flores. Es un pueblo pequeñito pero muy fotogénico!

Desde aquí te esperan prácticamente 2 horas de carretera para llegar hasta el punto donde comenzó esta ruta por la Bretaña Francesa: Nantes. Es posible que no te quede demasiado tiempo para visitar la capital histórica de la Bretaña, pero lo que sí te recomendamos es dormir aquí, por ejemplo en el Hotel Belfort.

Josselin, Bretaña Francesa
Josselin, Bretaña Francesa

Rochefort-en-Terre, Francia
Rocherfort-en-Terre, Bretaña Francesa


Día 9: Visita Nantes y vuelta a casa


Termina este itinerario por la Bretaña Francesa! Aprovecha el último día para terminar de conocer Nantes, una ciudad ubicada a orillas del río Loira. No te pierdas el castillo de los Duques de Bretaña, el lugar más bonito de todo Nantes, además de sus diversos palacetes, el jardín japonés o la catedral.
Ruta por la Bretaña Francesa
Nantes, Francia



Hay varias formas de llegar a la Bretaña Francesa. Nosotros por ejemplo lo hicimos en nuestro propio coche desde Barcelona y lo combinamos con una ruta por el Valle del Loira como ya hemos comentado antes. También es una región que se puede combinar a la perfección con un viaje a la Normandía.

En caso de que a ti no te sea posible llegar en coche lo más fácil es volar a Nantes, el mayor aeropuerto de la Bretaña. Los vuelos a esta ciudad suelen estar muy bien de precio y hay conexión directa con varias ciudades de España: Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia, Alicante, Granada, Santa Cruz de Tenerife o Menorca. 
Dinard, Francia
Dinard, Bretaña Francesa


En Nantes puedes alquilar un coche, y para ello te recomendamos que lo hagas con Auto Europe ya que trabajan con muchísimas compañías de alquiler y tienen precios muy buenos!

Otra opción es volar a Rennes (aunque hay muchas menos opciones de vuelos) o a París (alternativa que te deja a casi 400 km de la Bretaña).
Josselin, Francia
Josselin, Francia


CUÁNDO IR A LA BRETAÑA FRANCESA


Realmente siempre es buena época para ir a la Bretaña Francesa, pero hay que tener en cuenta que esta región está bastante al norte y que en invierno hace mucho frío

También son comunes las lluvias. Pero esto no tiene que impedirte ir, ya que nosotros fuimos en el mes de julio pensando que tendríamos muy buena temperatura y fue todo lo contrario: nos llovió prácticamente todos los días y pasamos bastante frío. Como el tiempo es una lotería, ves cuando tengas la oportunidad de hacerlo!
Belle-Ile-en-Mer, Francia
Belle-Ile-en-Mer, Francia



Lo primero que hay que saber es que no se puede llegar hasta la entrada del Mont Saint-Michel en coche, por lo que tan solo puedes hacerlo de dos maneras: caminando o utilizando el bus lanzadera (la opción carro de caballos ni la planteamos). 

El autobús lanzadera Le Passeur es un servicio gratuito y se coge en el mismo párking habilitado para estacionar los coches. Este autobús te dejará a 300 metros de la entrada al Mont Saint-Michel, tarda unos 12 minutos en hacer el recorrido y su horario es de 7:30h a 00:00h. 

La otra opción, sobre todo si estás alojado en la zona de La Caserne, es hacer el mismo trayecto del autobús caminando, tardarás unos 40 minutos y es un paseo muy agradable. Sobre el alojamiento en el Mont Saint-Michel, te lo contamos con mucho detalle en este post.
Mont Saint-Michel, Francia
Mont Saint-Michel, Francia


Imaginamos que querrás visitar la Abadía de Saint-Michel, el único lugar para el que se debe pagar una entrada. Si es así, te recomendamos que compres la entrada online aquí, solo te costará 1€ más que en taquilla y te ahorrarás todas las colas!



En el Mont Saint-Michel se producen las mayores mareas de Europa y es todo un espectáculo ver este fenómeno en directo. Uno de los grandes atractivos de este lugar es presenciar cómo el agua va invadiendo poco a poco toda la bahía hasta convertir Mont Saint-Michel en un islote totalmente aislado, incluso la pasarela de conexión se inunda! 

Puedes consultar aquí los horarios de las mareas, ten en cuenta que hay ciertos momentos del año en los que la marea es tan alta que cierran el acceso! Lo ideal es que vayas unas horas antes de que comience la subida del agua, así te dará tiempo a visitar la abadía y pasear por las calles y después relajarte presenciando el cambio de marea.
Mareas en Mont Saint-Michel, Francia
Mareas en Mont Saint-Michel, Francia



La gastronomía bretona es espectacular! Sin duda alguna nuestro vicio fueron las crepes y galettes, y es que además es una de las opciones más económicas para comer en esta zona. Ambos platos son muy parecidos, pero se diferencian en el tipo de harina: la harina de las crepes es de trigo blanco y la de las galettes es de trigo sarraceno, que le da un toque más oscuro. Además, las crepes se suelen comer de postre y las galettes como plato principal con ingredientes salados.
Galette bretona
Galette bretona


La sopa de pescado, los mejillones con patatas fritas, los mariscos, las ostras y las carnes son otros platos comunes de la zona. Acompaña siempre que puedas la comida con una buena cerveza bretona artesanal o un vaso de sidra! Y si te gusta lo dulce prueba el kouignette, el kouign amann o las galletas bretonas.

Algo importante a tener en cuenta es el horario de los restaurantes, ya que suelen cerrar la cocina muy pronto tanto a medio día como por las noches. Intenta ir a comer sobre las 12 de la mañana y a cenar antes de las 7 de la tarde!
Crepería bretona, Francia
Crepería bretona, Francia


Y hasta aquí toda nuestra información para realizar una ruta por la Bretaña Francesa



Foto Concarneau: Photo by schatanay on Foter.com / CC BY-NC-ND; Foto Costa Granito Rosa:Photo by El próximo viaje / Victoriamdq on Foter; Foto Rochefort-en-Terre: Photo by Mathieu Breizh on Foter.com / CC BY-NC-ND

Icons made by Good Ware, Freepik, photo3idea_studio and monkik from www.flaticon.com.

Este artículo contiene enlaces de afiliación que nos ayudan a mantener este blog y seguir publicando información de calidad. A ti te costará lo mismo y a nosotros nos ayudas un montón!